2017: la retrospectiva de un ejercicio de memoria

Estaba la ropa tendida, literalmente. La tarde del 29 de septiembre del 2017, quinta edición de nuestro encuentro de memoria y reflexión comunitaria, Bulnes Intervenido coexistió en el Paseo con “Tendedero”, acción del grupo australiano “The Glue Society”, que en 50 metros de largo colgó gigantescas prendas  entre los edificios como parte del festival “HECHO EN CASA”.

Convocados a las siete de la tarde en la esquina de Alonso de Ovalle, los participantes fueron alertados del inicio de nuestra actividad con la lectura de una editorial.

“La huella, el forado, la marca. Ese rastro es la metáfora a partir de la cual cada año, en estos cinco ya que llevamos de Bulnes Intervenido, hemos convocado a todos quienes quieran reunirse a reflexionar y conversar respecto a las violencias contemporáneas y las memorias, teniendo como detonante uno de los hitos más evidentes y decidores de la Historia de Chile: el bombardeo a La Moneda y los enfrentamientos en el barrio cívico, y con ello, el inicio de la dictadura”, fueron las primeras palabras que salieron amplificadas por el megáfono, con el cual invitamos a todos quienes estaban en el lugar, muchos atraídos por la otra intervención, a sumarse, tomar un láser y apuntar a los edificios.

Fue una intervención dentro de otra en un diálogo inesperado, que se inició minutos antes en la pileta, esa que casi siempre en reparación, entre las calles Alonso de Ovalle y Tarapacá.

Aprovechando su circularidad, la dividimos en cinco partes, donde dispusimos los materiales que han emanado de las cuatro versiones anteriores de la intervención: fotos, fanzines y escritos que respondían a las diversas preguntas que cada año convocaron a la intervención, como “¿Cuáles son las huellas que la dictadura dejó en ti?” y “¿por qué no tenemos que callar?”.

A un lustro de aquel último viernes de septiembre del año 2013, en la conmemoración de los 40 años del golpe de Estado, decidimos proponer un ejercicio recursivo de mirar lo vivido y las reflexiones emanadas, esta vez bajo la pregunta de “¿Qué elegimos recordar?”.

Bajo la idea de esta “selección” de lo que elegimos y lo que no recordar, tomamos como referencia el mural  “Memoria Visual de una Nación”, del artista Mario Toral, particularmente su sección denominada “Los Conflictos”. En él aparecen la matanza de la Escuela Santa María de Iquique, el fusilamiento de Portales, la cacería de onas, la matanza del Seguro Obrero, el bombardeo a La Moneda  y las agresiones a Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana, entre otras.

La obra, que se encuentra ubicada en la estación del Metro Universidad de Chile, releva trascendentales hitos de la historia de Chile, cruzados por la violencia. Es a partir de estos eventos seleccionados que propusimos identificar juntos cuáles son los hechos violentos del presente y cuáles han sido olvidados por la sociedad, de la mano del ejercicio de visibilizar las huellas de balas del Paseo Bulnes, como metáforas de las marcas de los ejercicios del poder.

Fue así como la intervención comenzó  antes de la misma, con la instalación de estas piezas, que desconcertaron a muchos y muchas, quienes solamente pasaban o iban a mirar la ropa tendida, descolocando con estas piezas que tuvieron que unir para entender que se trataba de otra cosa: un ejercicio de memoria al que también estaban convocados.